Envío gratis en pedidos superiores a 50€ ( no incluidos los productos refrigerados )
Out of stockOut of stock

Cáscara de huevo 400 gr

25.70 

Cáscara de huevo 100% ECOLÓGICA, molida y sin aditivos

Lunderland Organic se utiliza para suministrar calcio a perros y gatos que comen principalmente carne. Si los animales no están al aire libre (gatos) o no toleran los huesos (perros), se debe equilibrar el alto contenido de fósforo de la carne con un suplemento de calcio adecuado. Debido a la molienda fina y al origen natural, la harina de cáscara de huevo tiene una alta biodisponibilidad.

Sin existencias

*La cáscara de huevo es un alimento natural que puede aportar muchos beneficios a las mascotas, especialmente a los perros. La cáscara de huevo contiene un 95% de calcio, un mineral esencial para la formación y el mantenimiento de los huesos y los dientes. Además, la cáscara de huevo tiene otros minerales como el magnesio, el fósforo, el selenio y el estroncio, que también contribuyen a la salud ósea y articular. La cáscara de huevo también es rica en proteínas y aminoácidos, que son necesarios para el crecimiento y el desarrollo de los tejidos y las células.

La cáscara de huevo es especialmente beneficiosa para los perros que siguen una dieta BARF (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food), que consiste en alimentar a los perros con alimentos crudos y naturales, como carne, huesos, vísceras, frutas y verduras. Esta dieta busca imitar la alimentación que tendrían los perros en estado salvaje, y proporcionarles todos los nutrientes que necesitan. Sin embargo, algunos perros no pueden comer huesos crudos por diferentes motivos, enfermedades o edad avanzada. En estos casos, la cáscara de huevo es una buena alternativa para suplir la fuente de calcio natural que aportan los huesos.

La relación entre el fósforo y el calcio en la dieta BARF es muy importante, ya que ambos minerales deben estar equilibrados para evitar problemas de salud en los perros. El fósforo se encuentra principalmente en la carne y las vísceras, mientras que el calcio se encuentra en los huesos y las cáscaras de huevo. La proporción ideal entre ambos minerales es de 1:1 o 1:1,2, es decir, que por cada gramo de fósforo se debe consumir un gramo o un gramo y medio de calcio. Si hay un exceso o un déficit de alguno de estos minerales, se pueden producir trastornos como raquitismo, osteoporosis, cálculos renales o deformaciones óseas.
Dosificación: 

Por cada 1 kg (1000 g) de carne se administrará  aproximadamente 6,5 g de harina de cáscara de huevo.

La relación calcio/fósforo es de alrededor de 140:1.

calcio 36,6%
fósforo 0,25%
Ceniza cruda 94,9%

 

Cáscara de huevo 400 gr

25.70 

Sin existencias